Sangüichito no se nace… se hace!

14 08 2009

Ante nuestros anonadados esfuerzos por descubrir placeres terrenales que deslumbren nuestro estómago, se presenta el nunca bien ponderado sandgüichito, o sandwich para paladares más exquisitos. De mortadela, jamón y queso, albóndigas del mediodía u otros restos,  puede presentarse de las más diversas formas este ejemplar culinario siempre bien recibido por un apetito urgente.

Porque cuando no hay nada preparado y el tiempo apremia, acude a nuestras mesas nuestro héroe salvador “EL SANGUCHITO”.

Y como la brevedad es también virtud de nuestroa estas alturas “amigo”, lo presentamos de  la manera mas “simple”:

Salvador de apetitos urgentes

Salvador de apetitos urgentes

Gracias por ser de mil maneras y para nosotros siempre el mismo.





Mi computadora, mi despertador

20 07 2009

Nada peor para un tímido para el esfuerzo que tener que levantarse de la cama bien temprano, sobretodo en estas épocas de invierno donde mas allá del colchón sólo existe el frío. Con el despertador no nos llevamos bien, suena feo y lo tengo al alcance de la mano para apagarlo tantas veces como sea necesario. Se que existen varias estrategias pero que no puedo aplicar, veamos algunas:

  1. Poner lejos el despertador: mi casa es un congelador, salir de la cama y caminar unos metros es una empresa peligrosa y generalmente el resultado es un irrefrenable deseo de volver dentro de las sábanas tibias. Si nos despertamos con el celular éste siempre lo dejamos al alcance de la mano.
  2. Comprar un radio reloj: por el momento no dispongo del dinero para este fin. Existe una larga lista de cosas más necesarias.
  3. Pedir a otra persona que nos traiga el desayuno a la cama: sólo es posible en la casa de mi abuela.
  4. Faltar a nuestras obligaciones: esto es un reflejo, muy tentador pero poco conveniente.

Lo que quiero es levantarme escuchando buena música que me inyecte buena onda para comenzar (nada de radio). Así entre sueños puedo imaginarme que soy quien toca a la perfección algún punteo de guitarra o que canto perfecto y las groovies treparían por las paredes del hotel para llegar nuestras habitaciones… Volvamos a la tierra. He encontrado la solución a mis plegarias.

Encender automáticamente la PC a una hora determinada para reproducir música

La primera vez que descubrí esta posibilidad fue en Windows, a través de un programa llamado Auto Power-on & Shut-down (sitio web) que permite encender automáticamente la computadora desde el estado standby o hibernación. Posee una interfaz muy sencilla que permite programar otras tareas (reproducir música, abrir y cerrar aplicaciones, hibernar o reiniciar a determinada hora, etc.).

Actualmente estoy usando mucho Ubuntu 8.04 y si bien no encontré una aplicación similar a ésta, sí puedo hacer lo que realmente importa.

Introducción

La habilidad de encender la PC en los equipos modernos se logra mediante la función ACPI wake from RTC (Real Time Clock) alarm de la BIOS de la placa madre. En la mayoría de las distribuciones de Linux se necesita hacer un pequeño cambio en el procedimiento de apagado para evitar que sobreescriban en la BIOS la fecha/hora que programamos que se encienda el PC. Para ello modificaremos el script /etc/init.d/hwclock.sh que es el que lee y escribe el reloj del hardware para mantenerlo actualizado (como puede ser al sincronizarlo con un servidor NTP). De no hacerlo nuestro equipo no encenderá.

Mi experiencia es con Ubuntu 8.04 y placa madre K8V-MX que posee un BIOS American Megatrends Inc.

Programar el encendido mediante RTC alarm, haciéndolo simple:

  • Nos situamos en el directorio personal del usuario (cd ~).
  • Comprobar que tengamos acceso a la alarma:

Si al ejecutar

$ find /proc/acpi/alarm

devuelve /proc/acpi/alarm entonces podemos continuar!

  • Crear una copia de seguridad del script en caso de necesitar restaurarlo:
$ sudo cp /etc/init.d/hwclock.sh hwclock.sh.bak
  • Abrimos el script como root:
$ gksudo gedit /etc/init.d/hwclock.sh
  • Realizamos dos pequeñas modificaciones:

Primero) Agregamos al inicio ACPITIME=`cat /proc/acpi/alarm`. Asegurarse de utilizar acentos invertidos en vez de postrofes simples. Queda como:

... comentarios # ...
HWCLOCKPARS=
ACPITIME=`cat /proc/acpi/alarm`
hwclocksh()
{
    [ ! -x /sbin/hwclock ] && return 0
...

Segundo) Vamos al final del archivo y buscamos la zona donde aparecen estas instrucciones. La línea en negrita es la agragada y queda mas o menos en línea número 139. Luego guardamos los cambios.

        # Updates the Hardware Clock with the System Clock time.
        # This will *override* any changes made to the Hardware Clock.
        #
        # WARNING: If you disable this, any changes to the system
        #          clock will not be carried across reboots.
        #
        if [ "$HWCLOCKACCESS" != no ]; then
            log_action_msg "Saving the system clock"
            if [ "$GMT" = "-u" ]; then
                GMT="--utc"
            fi
            if /sbin/hwclock --systohc $GMT $HWCLOCKPARS $BADYEAR; then
                verbose_log_action_msg "Hardware Clock updated to `date`"
            fi

            echo "$ACPITIME" > /proc/acpi/alarm && sleep 1 && echo "$ACPITIME" > /proc/acpi/alarm
        else
            verbose_log_action_msg "Not saving System Clock"
        fi
        ;;
  • Configurar la hora de encendido. El formato de fecha/hora es yyyy-MM-dd hh:mm:ss y se establece ejecutando el comando de la sisuiente manera:
$ sudo sh -c 'echo "+2000-00-00 00:05:00" > /proc/acpi/alarm'

Programamos que se encienda dentro de 5 minutos, ideal para probar si funciona. El símoblo (+) significa que queremos incrementar cierta cantidad de tiempo respecto de la hora actual. Para establecer que se prenda el 28 de Diciembre de 2009 a las 3:00 de la madrugada ejecutamos:

$ sudo sh -c 'echo "2009-12-28 03:00:00" > /proc/acpi/alarm'

Reproducir música automáticamente al iniciar la sesion:

La mayoría tenemos puesto que cuando se prende la compu se loguea con nuestro usuario. En este caso es simple ejecutar una aplicación. Vamos al menu Sistema->Preferencias->Sesiones

Cuadro de diálogo Preferencias de sesión

Cuadro de diálogo Preferencias de sesión

Hacemos click en Añadir y completamos los datos con la siguiente información:

Nombre: (cualquier nombre descriptivo, ejemplo Despertador)

Orden: audacious –play
Este es el comando que abre Audacious y comienza a ejecutar la lista de reproducción que esté cargada.

Comentario: (cualquier comentario que aclare de que se trata el comando)

Diálogo para editar programa de inicio

Diálogo para editar programa de inicio

Esto es todo lo necesario para sacar andando la computadora como despertador. A probar un poco y leer más en los siguientes enlaces:

ACPI Wake Install

ACPI Wake Referencia





Sobre vinos… hay algo escrito

20 07 2009

“El vino da brillantez a las campiñas, exalta los corazones, enciende las pupilas y enseña a los pies la danza. ”

José Ortega y Gasset

DEGUSTACIÓN INOLVIDABLE – El descubrimiento de un vino

Quizá no haya momento más reconfortante para cualquier aficionado que aquel donde descubre un vino. En ese caso, la palabra descubrimiento tiene una dimensión que supera con creces el simple hecho de encontrarse con algo inesperado. Descubrir un vino significa maravillarse con aromas y sabores desconocidos, deleitarse con nuevas sensaciones, liberar recuerdos escondidos en la memoria. El hechizo del vino, con su alquimia milenaria, puede generar en nosotros esa fascinación, de la misma manera que lo hace un mago con su mejor truco. El vino descubierto es el que no se olvida jamás.

Siempre está presente la posibilidad de que todo esto ocurra de manera súbita, en el lugar o la ocasión menos imaginada, pero es mucho más probable que tal “momento” se produzca de un modo previsto, inducido, controlado. Tal aseveración parece contradictoria: ¿Cómo se puede hacer un descubrimiento de manera prevista? Sin embargo, en cuestión de vinos eso es algo perfectamente factible.

DESDE OTRO ÁNGULO

Nuestra memoria olfativa es bastante imprecisa, difusa, de corta duración. Resulta francamente complicado descubrir un buen vino si no sabemos con que compararlo, o si no recodamos bien lo que probamos con anterioridad. Siendo así, nada mejor que acostumbrarse a realizar degustaciones comparativas, en las que las cualidades de varios vinos se confrontan ante nosotros en el mismo momento. Las ferias y degustaciones organizadas por bodegas son una buena alternativa al respecto, pero también es posible reunirse con amigos para realizar este tipo de ejercicios en casa, con el fin de abrir y degustar vinos, apreciarlos, comentarlos y, por qué no, divertirse un rato.

Solamente hace falta un lugar adecuado para llevarlo a cabo, una buena cantidad de copas y gente que esté dispuesta a compartir la experiencia.

LOS EJES TEMÁTICOS

No todos los vinos son comparables entre sí. Existen tipos, estilos y calidades que deben ser degustados separadamente, tal como ocurre en la cata profesional. Los ejes temáticos para este tipo de degustaciones son casi infinitos, pero algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Diferentes vinos varietales: muy propicia para iniciados en el tema. En tintos, se pueden elegir buenos exponentes de Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Syrah y Tempranillo de un mismo año.
  • El mismo vino de distintas cosechas: llamada degustación vertical, esta comparación permite apreciar cómo evoluciona el vino a través del tiempo.
  • Un varietal elaborado en diferentes zonas: resulta altamente instructiva. A modo de ejemplo: un Malbec de Salta, uno de San Juan, uno de Mendoza y otro de la Patagonia.

Las tres variedades señaladas representan una fracción de todo lo que es posible hacer en el campo de las catas comparativas. No hay límites, excepto el entusiasmo y la imaginación.

sobre vinos....

Textos extraídos del libro 20 momentos para disfrutar un buen vino de Gustavo Choren. ISBN: 978-987-21087-6-2





Me encanta la comida recalentada

6 07 2009

Frente a los detractores de la comida recalentada que blasfeman al punto tal de afirmar que provoca cáncer y produce intespestivamente un deseo irrefrenable de ir al trono;  estamos nosotros, aquellos íntimos amigos del baño maría y de las noches que no se prestan para volver a cocinar. Estamos aquí para declarar nuestro respeto en primer lugar a la cocina de la abuela. Cualquier abuela en el orbe terrestre elabora exquisiteces difíciles de superar por cualquier ser humano. Son seres especiales que vinieron a la tierra a darles algo más a nuestros paladares y en algunas ocasiones solo “algo”.  Pero sin irnos del tema y hecha la declaración vamos al meollo del asunto:  por qué nos gusta tanto esta comida al punto de considerarla un manjar:

– Sabores intensos que solo un reposo de aproximadamente 8 horas puede lograr. Preferentemente en temperatura ambiente.

– Un volver a degustar con mas paciencia y mejor animo un plato que la urgencia del mediodía nos hizo maltratar.

– Aromas profundos y unificados que van hacia un solo sentido: el nuestro.

– Homogeneidad y hasta cierta solidificación de sustancias que horas antes licuaban nuestro apetito.

– La tranquilidad de comer “lo que sobra” sin promover la caritatividad.

– La cena da una paciencia distinta y nos predispone a la degustación exacta de cada bocado.

– Ante nuestra timidez para esforzarnos a cocinar, la alegría infinita de tener un bocado ya cocinado por manos benditas, que podamos volver a calentar.

Finalmente y para ir cerrando, la comida recalentada de la abuela nos aporta sabores, olores y sensaciones que pueden ser redescubiertos a la hora de la cena, con animo renovado y paciencia de relojero. Bienaventurados aquellos que no desperdician las sobras, gastan menos gas o consumen menos micro ondas, evitan la alimentación de la vagancia y se animan a darle un toque de nuevo calor a sus viejas comidas!!!

Ravioles con salsa fileto y pollo
Ravioles con salsa fileto y pollo




No somos vagos… sólo un poco tímidos para el esfuerzo

5 07 2009

Parafraseando al negro Fontanarrosa nos atrevemos, a pesar de nuestra ya declarada timidez, a mover un poco las neuronas en pos de juntar algunas palabras que se presuman inteligibles. Si a pesar de nuestro esfuerzo aun no se entiende qué queremos decir, quiza te hayas equivocado de blog o nosotros nos hayamos rebuscado demasiado. Preferimos pensar lo primero y dormir en paz.

Sería una tarea inútil describir que vamos a encontrar en este blog porque no tenemos la mas pálida idea. Confiamos en la luz divina de los aleicanos del séptimo cielo y creemos fervientemente  que la comida recalentada de la abuela es la mejor del mundo.

J&Y

mateicando